Teléfono: (+34) 928 413487 - 646 239 319   Mail: info@topografiasotopo.es

Medir fincas, un trabajo solo para topógrafos

Ocurre sobre todo en fincas, solares y edificaciones antiguas: las medidas que se tienen en la escritura o en los documentos de propiedad no coinciden con las que hay en el catastro. ¿Qué hay que hacer en esos casos? Acudir a un topógrafo especializado en medir fincas.

Existen profesionales especializados en medir, marcar y dibujar mapas con exactitud de los linderos entre propiedades. Es algo de especial relevancia, ya que las dimensiones de terrenos y construcciones están sujetas a impuestos cuya cuantía dependerá del tamaño.

¿Cómo se pueden medir fincas?

La medición de fincas y solares requiere un trabajo previo de información. Es necesario tener toda la documentación del lugar, pero además hay que hacer un trabajo de campo para encontrar e identificar señales que puedan indicar los linderos. Señales que pueden ir desde un mojón a un montón de piedras situadas en un punto en concreto, o unas sencillas estacas. En ocasiones incluso hay que acudir a antigua cartografía o al testimonio de personas.

Con todos estos datos deberá realizar las mediciones oportunas para generar unos planos que incluso pueden tener validez legal, es más el topógrafo puede actuar incluso como testigo en casos complicados, esos que generan disputas entre propietarios de fincas colindantes.

Sus conocimientos, estudios y conclusiones pueden ser también relevantes no solo en casos de usurpación, voluntaria o no, sino también en casos en los que se falsifica documentación o se intenta inscribir propiedades de manera fraudulenta con vistas a actos delictivos como estafas.

medir fincas

Otros aspectos para los que es necesaria la medición de fincas

A nivel catastral, un topógrafo también tiene un papel fundamental en la segregación de fincas, la reparcelación, el diseño de planes de urbanización y en las auditorías catastrales. Y sus conclusiones resultan siempre esenciales cuando se han perdido los linderos y hay que hacer un deslinde, realizando un levantamiento topográfico y cotejándolo con las referencias catastrales y los títulos de propiedad de los afectados.

Medir fincas es una labor que requiere de un gran conocimiento de la realidad catastral de aspectos geográficos y matemáticos y el dominio de herramientas avanzadas para obtener datos ajustados a la realidad.